El Observatorio del Seguro del Alquiler (OESA) señala que prácticamente la mitad de los productos de protección que se comercializan, incluso con la denominación de seguro, “no son contratos de seguros y, por tanto, no están diseñados con una base técnica-actuarial, ni regulados por la DGSFP”. Destaca también que tampoco “otorgan derechos, ni seguridad al propietario lo que complica enormemente cualquier tipo de reclamación”.

Además, OESA ha aprovechado el Día de la Educación Financiera que se celebra este lunes para editar una guía de consejos prácticos para evitar problemas a la hora de alquilar un inmueble. La entidad alerta sobre ciertas precauciones a tener en cuenta en la contratación de garantías de impago de alquiler.

Entre estos consejos anima a contratar seguros exclusivamente con compañías aseguradoras y a ser posible a través de corredores cualificados y expertos. Recomiendan contratar estos seguros de forma independiente y “nunca vinculados obligatoriamente a otras operaciones o productos”, también invita a reclamar pólizas individualizadas y diseñadas bajo un asesoramiento a la media.