Observatorio Español del Seguro de Alquiler

logos-OESA-2022

La duración de los contratos de alquiler se ha duplicado hasta los cuatro años, según OESA

La duración media de los contratos de alquiler ha pasado de dos años en el 2022 a cerca de cuatro en la actualidad, según datos presentados este miércoles por el Observatorio Español de Seguro de Alquiler (OESA).

Las dos razones fundamentales que explican este fenómeno son la escasa oferta de vivienda en alquiler y la subida del precio. Así, el “temor” a no encontrar vivienda y a que el precio del alquiler sea mayor por un inmueble similar provoca este aumento de duración de los contratos.

El Observatorio indició que el aumento del tiempo de permanencia de los inquilinos en las viviendas es una” estupenda noticia” para los propietarios, que ven como aumenta la rentabilidad de sus inmuebles con la menor rotación de los inquilinos. Se trata de una tendencia que unida a la “creciente generalización” de contratación de seguros de impago convierte el momento actual en “óptimo para que los pequeños propietarios saquen sus viviendas al mercado de larga duración”.

Sin embargo, desde OESA creen que resulta “insuficiente” para estimular suficientemente el sector, en la medida que se produce por los altos precios y la escasa oferta. El sector necesita, por tanto, “medidas urgentes para superar los desajustes del mercado” y soluciones “equilibradas y eficientes” para las agencias inmobiliarias y grandes tenedores.

En este sentido, se adelantan las demandas que los profesionales del alquiler lanzarán a la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, en su encuentro anual, el próximo 13 de junio. La titular de Vivienda inaugurará el evento.

OESA reclama reforzar el foco en los propietarios para que “pierdan el miedo a sacar sus viviendas al mercado del alquiler” trasladando que “están completamente protegidos con los seguros de impago”, así como concienciar a los propietarios del aumento del tiempo de contrato de los alquileres “por el miedo de los inquilinos a no encontrar una vivienda mejor”.

También pide potenciar el apoyo a los seguros de impago desde las diferentes Administraciones públicas como mejor herramienta de fomento del alquiler. El seguro destaca por “ofrecer seguridad al mercado y por tanto, aumentar la oferta de viviendas y contiene los precios”.

Asimismo, demanda impulsar de soluciones para que los profesionales inmobiliarios ofrezcan servicios remunerados como la gestión integral del alquiler, generalizar la comercialización de seguros inmobiliarios en las agencias para incrementar su facturación y rentabilidad y potenciar la cooperación público-privada buscando el equilibrio entre las prestaciones.

Por último, se pide potenciar a los profesionales inmobiliarios como guardianes del alquiler, fortalecer el papel los grandes tenedores como motores del alquiler profesionalizado y seguir alertando y eliminando del mercado los productos “tóxicos” que “dicen proteger el alquiler pero que no son seguros de impago reconocidos desde la Administración Pública”.

IMPACTOS EN PRENSA:

Deja un comentario